Unesco lanza protocolo para enfrentar alertas de tsunamis durante la pandemia por Covid-19

Unesco lanza protocolo para enfrentar alertas de tsunamis durante la pandemia por Covid-19

De acuerdo a la organización internacional, en el contexto actual de Covid-19, las amenazas naturales como terremotos y tsunamis, entre otros, requiere de ciertas pautas regionales como evacuaciones con distancia física efectiva, kit de emergencias que incluya mascarillas y alcohol gel.

Chile estaría preparado para enfrentar un episodio de alerta de tsunami. Así lo demuestran los procesos de evacuación por tsunamis vividos en Melinka en 2016, Illapel en 2015 e Iquique en 2014, donde la población ha evacuado de manera ordenada hacia una zona segura. A pesar de esto y debido a la crisis sanitaria actual, el escenario de multiamenazas exigen nuevos protocolos y extremar las medidas de autocuidado.

Recientemente, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, presentó pautas regionales para enfrentar alertas de tsunami, procesos de evacuación y refugio en tiempos de pandemia por Covid-19. Esto con el fin de garantizar la seguridad de las comunidades costeras vulnerables frente a los peligros oceánicos, al mismo tiempo de minimizar el riesgo de contagio viral.

De acuerdo a la organización internacional, en el contexto actual de Covid-19, las amenazas naturales como terremotos y tsunamis, entre otros, requiere de ciertas pautas regionales como evacuaciones con distancia física efectiva, kit de emergencias que incluya mascarillas y alcohol gel.

Protocolos sanitarios

En el caso de Chile, el Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM) dependiente de SHOA, el Centro Sismológico Nacional (CSN) y la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), continúan operando en su modalidad 24/7 para dar respuesta a la amenaza de tsunami en la costa nacional. El servicios contempla el respeto por protocolos sanitarios asociados al covid-19 que han sido propuestos por la autoridad gubernamental.

La mayor dificultad que se presenten alertas de tsunamis en el marco del covid-19, es cumplir correctamente con el proceso de evacuación y permanencia en la zona segura con distanciamiento físico de la población. Así lo plantea, el oceanógrafo e investigador CIGIDEN Juan González, quien asegura que en el caso de una alerta por tsunami emitida por nuestro sistema, “es necesario realizar el proceso de evacuación en forma ordenada y respetando el distanciamiento social y uso de mascarillas para evitar posibles contagios por covid-19. Además, es necesario comunicar que las personas que viven en una zona segura no deben evacuar, si no que deben mantenerse en sus hogares para evitar una exposición innecesaria al virus”.

Covid- 19 y amenazas naturales

El sismo ocurrido hace pocos días en México, nos recuerda que estamos permanentemente expuestos a los riesgos asociados a desastres de origen natural. Aunque hoy la pandemia por coronavirus lidere la agenda pública, es importante reforzar algunos protocolos acerca de cómo enfrentar las amenazas naturales en el estado de confinamiento actual.

El investigador Juan González advierte que Chile presenta una extensa zona de subducción y con una alta probabilidad de generar terremotos de magnitud mayor a 7, por lo que un evento de este tipo podría generar procesos de evacuación a los que habría que sumar –por lo menos durante un año– las medidas sanitarias por covid-19.

Asimismo, el Dr. González propone la necesidad de generar un sistema redundante de alertas de tsunami en otras áreas del país: “Los organismos que participan del proceso de alerta se encuentran en la zona central de nuestro país y un terremoto M9 como el de 1730, puede dejar inoperante el proceso de alerta. Se deben destacar iniciativas en el SNAM para utilizar refugios redundantes en otras regiones de Chile para la emisión de alertas de tsunami”.

¿Qué hacer en caso de alerta de tsunami?

Juan González, quien también es investigador de la Universidad Católica Santísima Concepción y la Universidad Católica del Norte, propone las siguientes prácticas:

  1. Mantener la conducta normal frente a la amenaza.
  2. Practicar el autocuidado frente a un terremoto, manteniéndose seguro durante la sacudida: «Agáchese, cúbrase y sujétense».
  3. Si estamos en la costa y el evento sísmico tiene un movimiento fuerte que no permite mantenerse de pie o dura más de un minuto, es imperativa la autoevacuación hacia zonas elevadas más seguras.
  4. Frente la emisión de un proceso de alerta y evacuación por parte de las autoridades, es necesario seguir dicha recomendación. Según el Sistema de Alarma de Tsunami del Pacífico (PTWS) las órdenes de evacuación priman sobre los requerimientos de confinamiento en casa por COVID-19 para la zona amenazada por el tsunami.
  5. En el caso de las mochilas o kits de emergencias, es necesario sumar elementos de saneamiento como mascarillas, alcohol gel, pañuelos desechables y toallas desinfectantes.
  6. Durante el proceso de evacuación y llegada a la zona segura es necesario cumplir las normas de distanciamiento físico y uso de mascarillas faciales propuestas por la autoridad sanitaria responsable.

Related Posts

Agenda